Seleccionar página

Métodos de Enseñanza en el Adiestramiento Canino

Existen cuatro métodos principales de enseñanza en el adiestramiento canino, que son en la actualidad los más usuales. Estos son; atracción, captura, modelado, moldeado.

Atracción (Luring)

También conocido como guía de señuelo, consiste en guiar a tu perro con un poco de comida, un juguete o cualquier cosa que le guste, hasta que realicé la conducta que deseas.

Por ejemplo acercarle un trozo de comida a la nariz del perro para posteriormente acercársela al suelo es probable que en ese momento se eche. En este momento añades la orden y refuerzas la conducta.

Captura (Free Shaping)

La captura se produce cuando recompensas la conducta cuando tu perro la realiza espontáneamente. Por ejemplo si cada vez que el perro se tumba le recompensas, estarás reforzando el comportamiento de tumbarse. En el instante preciso, como si congeláramos la imagen, como si de una cámara de fotográfica se tratase. Es el método más recomendable, por ello se tienen que distribuir varios clickers por toda la casa con premios, para no desaprovechar ninguna oportunidad.

Modelado

Es cuando te ayudas del contacto físico con el perro para que realice una conducta determinada. Con el modelado el adiestrador manipula el perro a fin de conseguir el comportamiento. Puede tener utilidad cuando se han agotado todas las formas de obtener una conducta y se necesita retroceder en su adiestramiento. Ocurre igual que en los señuelos, conviene abandonarlos cuanto antes

Por ejemplo empujas al perro de los hombros para que se tumbe o bien estira las patas delanteras.

Este ejercicio sería el reforzamiento negativo. Pisar la correa para hacer que el perro se tumbe, también se considera refuerzo negativo.

También hay quien utiliza el señuelo, moviendo un trozo de comida para dirigir al perro y obtener la conducta deseada. Se debe retirar lo más rápidamente posible ya que el perro está mas concentrado en perseguir la comida que en lo que se le pretende enseñar.

Moldeado

También conocido como método de aproximaciones sucesivas y consiste en reforzar las conductas que se aproximan a la deseada. Estimula al perro que busque por sí mismo la conducta de manera que esta le permita ganar un refuerzo.

Esta técnica es la preferida por todos los adiestradores de animales, porque es la que más resultados ofrece.

Por ejemplo un perro que quieres conseguir que se tumbe, a la que flexiona las piernas deberíamos premiar.

Este método es uno de los más utilizados en la actualidad, en todo el mundo.

Existen dos técnicas muy utilizadas en el moldeado; El Luring y el Free Shaping. El Luring es el moldeado que utiliza ayudas o señuelos y en cambio el Shaping se caracteriza porque el moldeado se realiza sin ayudar al perro si no dejando que el perro presente el comportamiento de forma natural para inmediatamente después capturarlo.

El Decálogo del Moldeado

1.-  Incrementa los criterios de ejecución en dosis lo suficientemente sencillas y pequeñas para que el sujeto pueda alcanzar realmente el refuerzo.

2.-  En cada momento enseña un solo comportamiento no intentes moldear dos aspectos al mismo tiempo.

3.-  Durante el moldeado pon el nivel presente en un programa de refuerzo variable antes de añadir o elevar el criterio de exigencia en la ejecución del ejercicio.

4.-  Cuando introduzcas un nuevo requisito relaja temporalmente otros comportamientos.

5.-  No te dejes sorprender por los avances repentinos e inesperados, tienes que estar preparado para la siguiente fase y saber cuál es el siguiente paso que vas a reforzar.

6.-  No conviene cambiar en medio de un proceso de moldeado de adiestrador, siempre uno solo para cada comportamiento.

7.-  Si una secuencia de moldeado no ofrece los avances esperados, busca otra, siempre hay una forma de alcanzar el objetivo.

8.-  No interrumpas una sesión del adiestramiento innecesario pues tiene efectos de un castigo.

9.-  Si un comportamiento se deteriora vuelve siempre al principio, repaso todo el proceso de moldeado con una serie de reforzamientos sencillos.

10.-  Finaliza cada sesión en tono positivo, deja que el sujeto se quede siempre con ganas.

Resumen: moldeado

Simplemente es la imitación de conductas. Se da cuando tu perro copia o imita la conducta de cualquier otro perro. Suele ser normal cuando el cachorro crece junto a un perro adulto, y en ocasiones aprenderá conductas no deseadas.

Otra forma de aprendizaje que se da en los cachorros y que es muy habitual, es lo que se conoce con el nombre de Educación pasiva, que consiste en que el perro aprende a realizar alguna cosa por el mismo en función de su entorno o que involuntariamente nosotros se lo hemos enseñado sin darnos prácticamente cuenta. También se conoce esto cómo refuerzo funcional.

Por ejemplo: El perro está en la galería y rasca el vidrio para que le abramos, le abrimos la puerta dejándolo pasar y a continuación conseguiremos que cada vez quiera entrar en casa rasque el vidrio, puesto que sin querer hemos reforzado el comportamiento.

Discriminando Órdenes

Cuando el perro ya conozca algunas ordenes, conviene empezar a discriminarlas. Para esto simplemente deberemos planificar algunas sesiones practicando tres o cuatro órdenes de forma aleatoria. Por ejemplo, indicamos al perro que se siente, luego que se levante, luego que se tumbe…

Lo tendremos que hacer sin seguir un patrón fijo, si no que lo deberemos ir variando, posteriormente haremos click y recompensaremos al perro cada dos órdenes, luego cada tres. Aumentaremos el número de órdenes antes de hacer click y recompensar al perro, para posteriormente reducirlo y luego volverlo a aumentar, esto nos ayudara a que el perro generalice el comportamiento y nos ayudara a poner el estimulo bajo control.

Bajo un programa de discriminación de órdenes, en el futuro podremos progresivamente eliminar los premios, de esta forma haremos fuerte el comportamiento para evitar que se extinga.