Seleccionar página

¿Cómo debe ser el Refuerzo Positivo?

El refuerzo positivo está basado en la forma en que aprenden los animales, y esta a su vez es el condicionamiento operante. Condicionar simplemente significa adiestrar proporcionando refuerzos con la consecuencia que va a producir un incremento de probabilidades de que la respuesta se repita. Esto es lo que se conoce con el condicionamiento operante, un operante es una categoría de comportamiento. Si estas condicionando un operante lo estas fortaleciendo. El adiestramiento cambia las probabilidades no transmite conocimiento. El condicionamiento operante o instrumental es una ventana de comunicación entre especies, y es en esencia como aprenden todos los animales, a través de la asociación y sus consecuencias.

Dependiendo del perro deberemos reforzar (premiar) las buenas acciones de un modo u otro, hay individuos que la comida les resulta nada atractiva. Pero si en cambio la pelota o el mordedor…

Es importante disponer de recursos (varios tipos de comida, caricias, distintos juguetes o clases de juegos). En cada caso utilizaremos el recurso que consideremos más adecuado para cada situación. Es importante no dejar permanentemente los juguetes al alcance del perro. El juguete es del guía, no del perro, de este modo cada vez que se ponga en movimiento conseguiremos mucha más reacción, sin contar lo peligroso que puede resultar la ingesta de plásticos, cuerda… puede ser dañino para nuestra mascota.

Conviene variar continuamente los premios a fin de que no se convierta en algo rutinario que carezca de interés para el perro. Del mismo modo que cuando el perro ejecute algo extraordinario, velocidad, precisión… deberemos premiar efusivamente, aprovecharemos para realizar el refuerzo variable, de este modo el perro comprenderá lo que buscamos, realizaremos con ello lo que se denomina “Jack Pot” o premio gordo, tanto en la abundancia como por su suculencia. Hay quien lo denomina “Bingo”.

Es como las máquinas tragaperras; están diseñadas basándose en estos mismos principios, están pensadas para que de tanto en tanto den algún premio pequeño y de vez en cuando proporcionen uno grande, de esta manera mantienen a las personas enganchadas, en esto se basa el juego.

Conviene que el premio siempre sea algo especial para el perro, no como el pienso que come todos los días, que para el animal será algo rutinario, podemos utilizar (jamón, queso, hígado, pollo….) el hígado liofilizado es por su potencia considerado por muchos adiestradores como “el Ferrari de los refuerzos”.

Este programa suele no gustar a muchas personas, porque les molesta ir continuamente con comida o juguetes en los bolsillos.

A medida que entrenes a tu perro notaras que algunas órdenes se convierten en reforzadoras por ellas mismas. Cada perro tiene un repertorio de comportamientos que ha realizado en más de una ocasión, si se refuerzan aumentara las probabilidades de que se repitan, este es el fundamento del adiestramiento.

Existe una manera más para evitar que las conductas entrenadas desaparezcan cuando no son reforzadas frecuentemente: ponerlas bajo un programa de razón variable.

Posibles refuerzos para los perros (Jean Donaldson)

Comida

Contacto con otros perros

Salir a la calle y los olores interesantes en el suelo

Atención a la gente y contacto con la gente, especialmente después de periodos de aislamiento

Inicio del juego o de otras actividades placenteras: cobrar, caricias, juegos de tirar de la cuerda, mantenerse a distancia

Estos son los cinco refuerzos más importantes aunque cada perro tendrá otras preferencias que también podrás utilizar. Lo único que necesitas para adiestrar a un perro es controlar sus preferencias y dárselas únicamente cuando hace lo que deseas.

Valores de Refuerzo

COMIDA: DE GRAN VALOR 1 a 4 PUNTOS, refuerzo primario (ASOCIADO AL INSTINTO DE SUPERVIVENCIA), para que no tenga un valor bajo es recomendable no utilizar pienso, o comida que este comiendo el perro habitualmente, es interesante variarlos con mucha frecuencia.

ALIMENTOS MUY SUCULENTOS: (HIGADO, QUESO, JAMON…) DE 3 a 5 PUNTOS. De gran valor por lo expuesto anteriormente.

FORCEJEO: (JUEGOS DE TIRA Y AFLOJA) DE 2 a 5 PUNTOS (ASOCIADO AL INSTINTO DE PRESA) Por lo que tiene un valor muy elevado.

PERSEGUIR: (PELOTA, FRISBEE…) 5 PUNTOS (ASOCIADO AL INSTINTO DE PRESA) Ocurre lo mismo que en el anterior.

“No se hereda la conducta, sino la sensibilidad al refuerzo”

Prof. B.F. Skinner (1969)