Seleccionar página

Enseñar Habilidades Caninas

Si tu perro ha superado por completo el adiestramiento básico, quizás desees enseñarle nuevas habilidades para pasar ratos muy agradables con él. Te presentamos algunas habilidades sencillas que puedes ebseñar a tu perro.

Enseñarle a ladrar cuando se le ordene

Este ejercicio contrario a lo que parece resulta muy útil para poner el ladrido bajo control. Empezaremos dándole la orden «Ladra» cada vez que él perro ladre espontáneamente. Cuando lo asocie con la palabra con la acción de ladrar, haz click y prémielo después dile «ladra». En varias sesiones en las que el perro asocie la orden con su premio, lo habremos conseguido.

Enseñarle a traer objetos

Correr tras una pelota y llevarla en la boca forma parte del instinto de caza del perro, por lo que nos resultara muy fácil enseñárselo. Le colocaremos una correa larga al perro, le haremos sentar a nuestro lado y mostrándole la pelota o el objeto que queremos que nos traiga, lo lanzaremos a la vez que le daremos la orden de «Trae, Mío, apport o lo que prefiramos «. Al principio lanzaremos el objeto a una distancia corta, una vez que el perro atrape el objeto, tiraremos de la correa suavemente hacia nosotros mientras le decimos «la orden». Cuando lo tengamos delante, con el objeto en la boca, le dejaremos que haga presa haremos un poco de forcejeo, cesáramos como si la presa estuviera muerta y esperaremos unos segundos hasta que la suelte en ese momento haremos click y se lo cambiaremos por un premio, pero nunca se lo quitaremos de la boca hasta que él ya entienda el juego y nos lo entregue voluntariamente, es muy importante anticiparse antes de que el perro suelte el objeto. Progresivamente, iremos aumentando la distancia lanzando el objeto y como habremos practicado la llamada previamente, pronto no será necesario tenerle puesta la correa; lo practicaremos sin ella. La correa en un principio nos asegura que el perro no se irá corriendo con el objeto esperando que le sigamos. Nos aseguramos le servirá para que la orden que le vamos a dar la ejecutará correctamente porque no podrá darse a la fuga. En este ejercicio aprovecharemos para practicar la llamada y a la vez aprenderá a traernos la pelota o el objeto que lancemos.

Enseñarle a dar la pata cuando se lo ordene

Siéntese o arrodíllate y haz que él se siente frente a ti. Muéstrale la mano cerrada, tomate unos segundos y veras como el premio querrá hacer sonar el click y te entregará la patita. Repite el procedimiento con la otra pata y así sucesivamente hasta que se fije la respuesta que buscamos. Indíquele la orden: – ¡dame la pata! o ¡dame la patita!, también lo podemos hacer con algún señuelo, una vez lo haga haremos click y premiaremos, elogiándolo decididamente.

Enseñarle que se Ponga de pie sobre dos patas

Este ejercicio es aconsejable para perros pequeños o medianos que posean la disposición adecuada. A los perros de perros de talla grande les resulta incómodo mantener el equilibrio en esa posición. Los perros recios y de patas cortas, lo ejecutan con mucha facilidad y apenas necesitan aprendizaje. Para enseñar este ejercicio, el perro debería tener al menos seis meses.

Empezaremos sosteniendo un premio a la altura de la cabeza del perro, próximo a su alcance y mostrándoselo, cuando veamos que realiza el comportamiento, siguiendo el señuelo haremos click y premiaremos

También nos podemos ayudar de la pared lateralmente para que el perro aprenda a mantener el equilibrio.

Lo repetiremos unas cuantas veces y a continuación podremos añadir la orden “En pie”.

Enseñarle a «hacerse el muerto»

Para realizar este ejercicio, el perro deberá primero conocer la orden de tumbado. El paso siguiente sería enseñarle a hacerlo de costado introduciendo la orden de «muerto». Una vez que tengamos tumbado el perro, bajo la orden de «Terra, Plas”, le enseñaremos un premio y se lo colocaremos muy despacio donde empieza la espalda provocando que se gire ligeramente, cuando lo haga haremos click y premio, iremos girando el premio ligeramente hasta que el movimiento sea más evidente, haremos click y premio y así sucesivamente, finalmente añadiremos la orden.

“Recuerda que el clicker training no se basa en ordenes si no en capturar comportamientos y finalmente añadir la orden”

Lo practicaremos varias veces y en unas cuantas sesiones, asociará la orden con esa posición. Es importante recordar que siempre hay que elogiar y premiar al perro cuando ejecute correctamente una orden.