Seleccionar página

Al otro extremo de la Correa

Los perros pueden aprender a no tirar de la correa con sencillas pautas, como los premios, ofrecerle un paseo divertido y otras técnicas muy simples.

¿Cómo conseguir que el perro no tire de la correa durante los paseos? 

Esta pregunta es muy común en una gran mayoría de propietarios de todo el mundo. Sin embargo, lograr que el perro no dé tirones de la correa no es complicado si se siguen algunos sencillos pasos que recomendamos los educadores caninos, especialmente de los que trabajamos en positivo. La clave es; lograr que el paseo sea divertido para el perro,  no responder a los tirones, utilizar los premios masticables para que el perro no tire de la correa y recordar que el aprendizaje es cosa de dos: el perro y su dueño.

1. ¿Cómo lograr que el perro no tire de la correa?

No recurrir a collares de estrangulamiento ni seguir el juego al perro, lo mejor es pararse en seco y permanecer quieto hasta que recupere la posición de junto y la correa este destensada.

Los perros necesitan aprender cómo andar con una correa cómoda durante sus paseos por la calle o el parque. Y sin tirones. Como las personas, los perros no nacen educados; y ambos, dueño y perro, deben practicar juntos el modo de pasear relajados sin dar tirones a la correa.

Aprender el modo de pasear con el perro sin empujones es, además, una habilidad básica que la mayoría de perros y dueños necesitan practicar para disfrutar de sus salidas al aire libre. “Aunque lo más sencillo es que el animal practique a caminar sin tirones desde que es un cachorro, aunque todos los perros incluso adultos pueden aprender a no tirar de la correa..

Los paseos con el perro, en consecuencia, deben ser considerados sesiones de educación canina mientras que no haya aprendido a caminar sin tirones. “Los paseos caninos deben ser cortos y muy constantes”. El objetivo es que el animal relacione la correa con una experiencia agradable que quiera repetir.

Los perros que tiran de la correa, además, suelen derrochar energía; y en general los zarandeos son muestras de que el animal demanda una actividad física. “Una clave para conseguir que el perro no tire es cansarle antes de utilizar la correa de paseo, con juegos de presa y caza o en zonas de esparcimiento cerradas”, añaden muchos expertos.

2. No responder al perro con otro tirón de correa

No hay que responder con más tirones de correa a los tirones del perro; el animal se estresará y solo agravaremos el problema.

Un error frecuente cuando se trata de pasear con el perro con ayuda de una correa canina es responder con más tirones a sus zarandeos sobre la correa. Esta respuesta es, sin embargo, un error que debemos  evitar.

“Los perros aprenden por asociacion; por lo que cuando estiramos de la cuerda para tratar de que se mantenga a nuestro lado, nuestro perro se estresará; y tratará de tirar aún más fuerte”, explica la experta en comportamiento canino Turid Rugaas, autora de ‘El lenguaje de los perros, además de que el hecho de que le sigamos hace que el perro logre su objetivo por lo cual este comportamiento se esta auto-reforzando.

En consecuencia, el perro que recibe un tirón de la correa es habitual que, además, responda con un tirón aún más fuerte la próxima vez, entre otra cosas por que lo estamos volviendo cada vez más insensible.

3. Premios para que el perro no tire de la correa

Los premios son una de las herramientas clave de la educación canina. “Hay que encontrar un premio suficientemente atractivo como para que despierte el interés del animal; y la comida es, sin duda, un gran aliciente para el perro que esta aprendiendo a caminar con correa”.

Unos premios comestibles para el perro utilizado con frecuencia son trozos de salchicha: su fuerte olor resulta un refuerzo muy motivante para el animal. Armarse con una bolsita o riñonera de premios -de esas que permiten amarrarse al cinturón- resultará un aliado en estas ocasiones.

“El refuerzo positivo, y no el castigo, es el modo más rápido y eficaz de enseñar a un perro cualquier tipo de norma canina; incluida la acción de no tirar de la correa durante el paseo”, remarca la experta en comportamiento animal, Karen Pryor, autora del manual ‘No lo mates, enséñale’.

La clave es ofrecer los premios antes de que el perro tire de la correa, y repetirlos durante los paseos. De este modo, el animal estará pendiente de nosotros, caminará más cerca de su dueño y aprenderá a estar más atento.

 

“Si un perro siempre consigue llegar hasta donde quiere tirando de la correa, el problema persistirá hasta que entienda que quedarse contigo es aún más gratificante”.

Terry Ryan

Es importante practicar mucho en casa, para luego trasladarlo a la calle.

4. Elegir la correa apropiada para evitar los tirones del perro

Las correas extensibles no son en absoluto recomendables para enseñar al perro a caminar relajado a nuestro lado.

La clave es, en consecuencia, acertar al elegir la correa más adecuada para nuestro perro.

Nosotros recomendamos una correa suave no rígida especialmente las correas de algodón o de cuero planas.

También recomendamos un arnés de pecho “Easy Walk” que nos ayudara considerablemente puesto que no añadiremos tanto estrés al paseo, no utilizar los arneses convencionales que sujetan al perro por arriba por que igual que ocurre con los trineos el perro tendrá más capacidad de tiro por que lo hará con las cuatro patas y el cuerpo.

5. Técnicas para que el perro no tire de la correa

Entre ellas, la más importante es quedarnos quietos cuando el perro trata de estirar de la correa, para posteriormente hacer un cambio de sentido de este modo el perro aprenderá que no consigue su objetivo y estará más pendiente de nosotros para averiguar en que dirección decidimos caminar.

Nosotros recomendamos el clicker como marcador cada vez que el perro camina junto con la correa destensada sin sobrepasarnos, en ese momento haremos click y le ofreceremos un premio, al principio al perro se le tiene que clickar y premiar con mucha frecuencia, a medida que el perro aprende el significado de lo que le proponemos podremos ir alargando la frecuencia del click.

Podremos encontrar en las librerías cantidad de libros de educación en positivo donde nos pueden enseñar más ampliamente como recurrir a estas técnicas para lograr que nuestro perro camine junto y relajado.

6. Otras técnicas apropiadas para que el perro no tire de la correa

Normalmente trazamos una línea imaginaria del limite donde debe quedar cabeza del perro durante el paseo lo normal es que sea a la altura de tu pierna izquierda, en la costura del pantalón, el perro debe esforzarse por mantener la posición sin importar en que dirección camines. Debe concentrarse en ti y no ceder más que un vistazo fugaz a las eventuales distracciones. Cuando se coloque junto, puedes dibujar una esfera hipotética dentro de la cual estaría la cabeza del perro. Algunos entrenadores lo corrigen con un tirón y con un collar de ahogo. En lugar de utilizar estos métodos coercitivos preferimos que el perro voluntariamente prefiera permanecer en esa esfera imaginaría y es allí donde recibirá el marcador del click y a continuación un premio.

Cómo practicar el “junto” con un target

Debes enseñar primero al perro que cuando toque con su nariz el puño recibirá un click y un premio, el perro deberá ir donde va el puño.

Este ejercicio se enseña con una combinación de dos técnicas; señuelo y target. Ademas de un marcador o clicker.

No caigas en la tentación de ayudarle a que el perro toque con su nariz el puño, se trata de un entrenamiento comprensivo, el perro debe entender y buscar el puño por si mismo.

Si tiene éxito, clicka y premia, retira el puño para volvérselo a presentar, pronto el perro aprenderá el significado, primero enseña el target en casa durante unos días hasta que veas que el perro a comprendido el ejercicio, ahora ya esta preparado para empezar a trabajar con la correa en la calle.

La secuencia quedaría así:

  • Presenta tu puño al perro, para que el perro se prepare para tocarlo.
  • Espera que lo toque.
  • Clicka en el preciso momento que se produce el contacto.
  • Premia con el puño que estás utilizando como target.
  • Retira el puño.

A continuación añade una señal, cada vez que se produzca el contacto de junto, “fuss, costat” o lo que prefieras pronto el perro aprenderá el significado.

Con el tiempo puedes empezar a poner tu puño en una posición mas natural de modo progresivo, ahora bien asegúrate de continuar marcando y premiando periódicamente la posición de “Junto”.

Bibliografía:

“Al otro extremo de la correa” Patricia McConnell.

“The Tool Box” Terry Ryan.

¿Que puedo hacer… Cuando mi perro tira de la correa? Turid Rugaas.

La forma recomendada
Paseamos relajados
Disfrutando del paseo
Esto resulta inanmisible