Seleccionar página

Los Recortes en Los Saltos y otras Maniobras

Es importante que el perro aprenda ajustar el salto especialmente en los giros, serpentines… cuando menos se abra en estos ejercicios mejores tiempos podrá cosechar en su lucha contra el crono, puesto que convertiremos el recorrido en algo más corto. Es muy común observar en competición perros que aparentemente no cuentan con una gran velocidad realizar tiempos muy buenos estos se debe a que estos perros acortan el recorrido, haciendo sólo los metros necesarios e indispensables para ejecutar el recorrido.

Técnicamente esto es posible de conseguir aunque nos impone una conducción físico- técnica donde el guía tiene que pronunciarse mucho más, sacando los brazos en el momento preciso para marcar el recorte.

Existen muchos ejercicios que podemos hacer que tienen la virtud de acostumbrar al perro a recortar tras el salto, como pueden ser los ochos y los serpentines, cada semana deberíamos incluir estos ejercicios en la rutina de entrenamiento, estos nos permitirá sintonizar mucho más con el perro y le llevara a mecanizar estos movimientos.

Para trabajar recortes en los saltos debemos enviar al perro con el brazo al salto para recogerlo con el brazo contrario colocándolo justo en el caballete del salto en la dirección que queramos atraer al perro, al principio lo podremos hacer ayudándonos de un mordedor para hacer que al perro le resulte más atractivo.

RECORTES (WRAPS)

Hay cinco métodos principales para la ejecución de una recorte después del salto: Aspirar con los hombros [ LearningPostTurn , PostTurn ], Front Cross [ FrontCross , LearningFrontCross ], Rear Cross [ RearCross , LearningRearCross ], Ketschker y Cambios Ciegos . También hay variaciones  que se pueden hacer en algunos de los casos, como son los siguientes:

Enviar al salto y giro que se podría atraer con el hombro, pero a veces se llama “tirar e ir”. Un RFP(falso pivote) puede añadirse al tratar de reforzar al perro en su camino de vuelta hacia el guía.

Un guía rápido (en relación con el perro) puede realizar un cambio por detrás (RearCross) en el lado del despegue y moverse hacia el cruce delantero para apretar el giro y terminar en el mismo lado del perro después (la envoltura).

Como siempre digo: el perro tiene que saber a dónde debe ir después antes de comprometerse con el obstáculo actual. Para realizar un buen recorte el perro tiene que saber hacia dónde se pretende que vaya antes de que se comprometa con el salto. El objetivo es que el perro salte girando y se ajuste todo lo posible.  Con este fin podemos utilizar un mordedor o pelota a fin de enseñarle el giro. Justo antes de compromiso para el salto las señales se deben hacer para que el perro sepa que tiene que recoger y girar.

Esta estrategia de manipulación requiere como en cualquier parte del recorrido las señales e indicaciones sean claras y precisas. Se tienen que identificar los puntos de control clave y sopesar las opciones de manejo. Dónde el perro y el guía deben estar y las señales que se tiene que aplicar. En otras palabras, ¿Quieres estar a la cabeza del perro en la envoltura de salto? ¿Necesitas recogerlo apretando la trazada? ¿Es necesario cambiar de lado, como parte de la envoltura de salto? ¿Qué indicaciones necesita el perro para recortar y como será necesario hacerlo?

Algunos perros sólo requieren un cambio en el movimiento (desaceleración) por que recortan de forma natural. Un perro grande, larga zancada que no le gusta recortar puede necesitar la desaceleración, girar los hombros hacia el perro, una señal brazo, el contacto visual y verbal. Depende del perro y sus habilidades. Saber utilizar y combinar las señales es la clave para obtener la una buena respuesta en el recorte.

Algunas técnicas de recorte en el salto de manipulación consisten en dar vueltas estrictas, y requieren que el guía se esfuerce más / señales de giro. El tirón del hombro y el cambio ciego tienden a dar señales de movimiento hacia adelante al perro para que puedan hacer más amplias las envolturas en el salto. Lo cierto es que el cambio por detrás, depende más del ángulo de ataque para el salto y la rapidez del movimiento hacia adelante del guía. Los cambios delanteros y Ketschker, utilizan la mayoría de veces señales para recoger y en general consiguen dar una envoltura apretada pero también requieren que el guía este siempre a la cabeza del perro (por delante).

“Elegir cómo envolver en el recorte en el salto”

Al elegir el tratamiento para un recorte debemos pensar en qué lado quieres estar después de la envoltura y si estás o no estarás por delante del perro en ese salto.

También el trabajo de giros en los arboles es muy recomendable para enseñar al perro a realizar de modo natural los recortes.

LOS RECORTES EN LOS TUNELES

En general los túneles son aparatos que los perros disfrutan muchísimo y los ejecutan con mucho empuje y mucho entusiasmo por lo general el perro entra con tanta fuerza que sale abriéndose muchísimo, corriendo más metros de los necesarios. Para evitarlo una vez el perro se halle dentro del túnel justo antes de salir deberemos llamarle por su nombre para que salga buscándonos, porque el sonido le está dando la información de donde se encuentra el guía.

Otro recurso que resulta siempre efectivo tal como explicábamos anteriormente, es recoger al perro colocando la mano justo en el momento que está finalizando el túnel y antes de que lo haya abandonado por completo. Evidentemente esto representa que tenemos que estar muy concentrados para recoger al perro en el momento oportuno, esto evitara que el perro se abra y asegurara el recorte. También esto se conoce con el nombre de “freno en los túneles”.

COMBINACIONES

Consiste en un conjunto de saltos encadenados, que pueden llegar a configurar múltiples figuras de todo tipo, aspas, cuadros o box, serpentines… el entrenamiento de estas combinaciones nos darán la base de preparación para desenvolvernos posteriormente en cualquier circuito de agility de igual manera que nos servirán para trabajar todo tipo de sistemas de conducción que veremos más adelante, por lo cual conviene conocerlos para irlos incluyendo en las rutinas y programas de entrenamiento.

También son especialmente útiles para trabajar los recortes. como podemos observar en los ejercicios de fundación de Silvia Trkman.

 OCHOS

Este ejercicio se realiza con uno ó dos saltos, aunque inicialmente lo deberemos haber trabajado con conos, dibujando trayectorias en ocho, son muy útiles para enseñar al perro los cambios de mano y también es interesante hacerlos para trabajar recortes, en ambos sentidos, es un ejercicio que al ser cortos si premiamos inmediatamente al perro después de cada ejecución se convierten en muy divertidos y deberían incluirse en todas las rutinas de entrenamiento especialmente en la etapa de cachorro y con los primeros contactos con la pista. La prestigiosa adiestradora inglesa Ruth Hobday autora de varios libros y de varios vídeos sobre entrenamiento de un perro de agility explica que es muy recomendable este tipo de ejercicios por que permiten realizar todo tipo de cambios de mano, en su video (THE 8 WEEKS TO 18 MONTH, de 8 semanas a 18 meses) desde sus primeros meses incluso portándolo  de la correa de forma muy relajada, ella trabaja estos ejercicios para acostumbrar al perro a sentirse cómodo realizando giros. Se trata de trabajar tanto curvas exteriores como curvas interiores. Esto nos permitirá permanecer en el interior de las curvas. (Ver gráficas).

Una forma de hacerlos consiste; enviamos al perro para que se distancie con un giro a la izquierda alrededor de un caballete. Nuestro cuerpo tiene que estar hacia la izquierda. En el momento en que rodea el caballete, movamos el cuerpo, los brazos y las piernas en el sentido de las agujas del reloj hacia la derecha en un movimiento suave, nos moveremos justo en el momento que el perro haya iniciado el giro bordeando el caballete de lo contrario podría girar al revés. Mediante estos ejercicios se pueden trabajar todo tipo de maniobras de manejo.