Seleccionar página

Propiocepción-Departamento de Atrezzo

Es muy importante que en etapa de cachorro introducimos cuantos ejercicios de propiocepción se nos ocurran, básicamente para conseguir que el cachorro tome conciencia de sus cuartos traseros, desarrollando el equilibrio y dotándolo de seguridad y confianza.

Si lo que pretendemos es preparar al cachorro para la práctica del agility, es importante previamente realicemos gran variedad de ejercicios pensados para que en el futuro la iniciación en este deporte sean la prolongación de estas enseñanzas, por ejemplo, giros con conos, ejercicios destinados a que el perro tome consciencia de sus cuartos traseros y que aumenten la coordinación y la flexibilidad, así como el equilibrio, podemos hacer pasar por una escalera, andar hacia atrás…

«El sistema propioceptivo puede entrenarse a través de ejercicios específicos para responder con mayor eficacia de forma que nos ayude a mejorar la fuerza, coordinación, equilibrio, tiempo de reacción ante situaciones determinadas y, como no, a compensar la pérdida de sensaciones ocasionada tras una lesión articular para evitar el riesgo de que ésta se vuelva a producir.» Laia Martínez

A continuación, explicamos algunos de los ejercicios más usuales que podemos realizar con el cachorro.

 EJERCICIOS DE GIRO: Target de mano

Aunque ya lo hemos descrito en capítulos anteriores de modo general, en particular con los cachorros es especialmente interesante, porque nos permitirá planificar ejercicios de propiocepción.

Colocaremos la mano extendida y entre nuestros dedos un señuelo o golosina, acercaremos la mano al hocico del perro para tentarle en el momento que haga contacto con su hocico en nuestra mano haremos click y le premiaremos, tras varias repeticiones introduciremos el comando toca y continuaremos haciendo repeticiones a continuación iremos moviendo la mano para hacer que el perro vaya realizando giros, este mismo procedimiento lo podremos utilizar para enseñar al perro a que pasé por debajo de nuestras piernas, a hacer un slalom sorteando las piernas… estos ejercicios también se pueden hacer utilizando un bastón diana.

En este el momento una vez el perro domine el ejercicio de ir realizando giros a derecha e izquierda, aprovecharemos para introducir las ordenes de giro.

Podremos colocar un cono y guiando al perro con la mano y el señuelo ir enseñándole también a realizar giros.

Este mismo ejercicio lo podremos hacer entre los árboles, enseñándoles a que los bordee, a pasar por debajo de las piernas…

En principio cuando el perro empieza siguiendo la mano deberemos hacer click y premiar alargando poco a poco su recorrido, de esta forma podremos ir moldeando los movimientos que deseemos.

El target de mano es especialmente interesante para hacer que el perro se familiarice siguiendo las indicaciones de nuestros brazos y de expresión corporal, por lo cual son absolutamente recomendables, para el futuro perro de agility.

LA ESCALERA:

Colocaremos una escalera plana en el suelo (ver foto), portando al perro con suavidad con la correa le haremos pasar saltando los escalones, empezaremos haciendo click una vez haya pasado por el primer peldaño después el segundo alargando progresivamente el premio hasta que complete el ejercicio tras varias repeticiones haremos lo mismo una vez haya rebasado totalmente la escalera haremos click y recompensaremos al perro. Después de muchas repeticiones podremos eliminar la correa y hacerle pasar sin ella.

Este ejercicio es muy útil porque aumenta la coordinación de movimientos del perro, y nos ayuda para que el perro sea consciente de sus cuartos traseros.

ANDAR HACIA ATRÁS:

Deberemos construirnos un pasillo de un metro aproximadamente de largo y unos 80 cm de ancho.

Se puede iniciar también en el pasillo de nuestra casa.

Colocaremos en pie en el inicio al perro, de espaldas al pasillo nos colocaremos delante del caminaremos hacia el como si lo empujáramos, pero sin tocarlo, con el señuelo encima de él, una vez de un paso hacia atrás clicaremos y le daremos un premio después dos pasos y premio a continuación podemos introducir una orden verbal «(atrás, enrere…)» y seguir haciendo el ejercicio con muchas repeticiones.

Es importante no dejar espacio para que el perro se pueda dar la vuelta, iremos trabajando el ejercicio durante muchas repeticiones premiando todos y cada una de los pasos alargando cada vez más el premio hasta que lo haga por completo siempre es necesario recompensar los avances, de este modo iremos moldeando el comportamiento.

Este ejercicio nos permitirá que el perro tome consciencia de sus cuartos traseros y nos ayudara a incrementar su coordinación y flexibilidad.

Es muy recomendable esta batería de ejercicios porque en el futuro al hacer que el perro sea consciente de sus cuartos traseros prevendrá problemas en los saltos «jumping» y nos ayudara para trabajar los contactos.

También resultara muy importante para el Agility por que el perro tiene que aprender a posar las patas traseras sobre las zonas de contacto.

CONOS:

Se precisan de 4 a 6 conos no importa la altura que tengan, se pueden utilizar desde los de tráfico hasta unos más pequeños de venta en establecimientos de material deportivo.

Se utilizan para enseñar al perro a que describa círculos, practicar giros,

Enseñarle a realizar slaloms…

Primero lo haremos giros guiando al perro con la correa y muchos premios, o bien con «target de mano» posteriormente iremos introduciendo un comando para acabar retirando la correa. Si optamos por el método del target no necesitaremos correa.

El procedimiento es el mismo que describíamos en los apartados anteriores, no olvidemos de premiar todos los avances.

Estos son algunos de los ejercicios que se pueden hacer, aunque hay muchísimos, también se deberían hacer algunos que propicien el equilibrio. (Mary Ray en su libro Supe perro los describe y aconseja).

MONOPATIN:

El monopatín puede resultar muy útil para iniciar al perro en el movimiento, al resultar una base inestable, y nos servirá en el futuro para que el perro no tenga miedo en el balancín cuando se produce la basculación.

Conviene dejar que el perro lo explore puesto que nos da menos probabilidades de que se asuste cuando el mismo se ponga encima y observe que se mueve y se balancea.

Se puede enseñar a través del clicker, inicialmente deberemos hacer un click cuando el perro se acerque y posteriormente cuando ponga una pata sobre el monopatín clicaremos y le proporcionaremos un premio, así sucesivamente podremos ir moldeando el comportamiento hasta que finalmente consigamos que el perro suba con sus cuatro patas.

LA MESA INESTABLE:

Se trata de un tablero con una pelota en el centro que hace que se balancee al subirse el perro, se trata de premiar inicialmente cuando el perro sube una pata, haremos click y premiaremos, posteriormente cuando coloque las dos e iremos moldeando hasta conseguir que el perro se suba totalmente sobre el tablero el cual se irá balanceando, este ejercicio es especialmente interesante porque incrementa la seguridad del perro y su coordinación. Y nos ayudará