Seleccionar página

El Adiestramiento Canino Con Jaulas y Parques Para Perros

“El método de la jaula es una técnica fantástica para el adiestramiento, la seguridad y el bienestar de los cachorros”.

Aunque al comienzo muchos de los nuevos dueños se horripilan ante la idea de usar estas herramientas, pensando que resultan crueles para meter a sus pequeños cachorros, su actitud cambia una vez que empiezan a ver la jaula desde la perspectiva del perro. Pero cuando se utiliza correctamente, la jaula es una herramienta impresionante para el establecimiento de buenos hábitos en sus cachorros y también para prevención de problemas de conducta.

A pesar de lo que puedas pensar, o hayas leído sobre este método, la verdad es que adiestramos a nuestro perro resulta benevolente, puesto que este procedimiento también nos beneficia a nosotros sus propietarios y también a nuestros muebles, zapatos, alfombras, almohadones, etcétera. Se calcula que aproximadamente más del 70% de los perros acaban en protectoras por estos motivos.

Como es sabido, y hemos sentido infinidad de veces decir el perro proviene del lobo, con lo cual todos sus instintitos atávicos vienen heredados genéticamente. Los perros son animales de guarida; y por ello, buscan de manera natural lugares donde se sientan protegidos y seguros. Y esta es la razón por la que los perros de familia suelen echarse bajo la mesa del comedor, debajo de la cama, etc, porque siguen su instinto de buscar una guarida.

Al usar jaulas para perros le estamos brindando a nuestra mascota una propiedad y una guarida, además, podremos examinar su tendencia específica a mantener limpia esa área.

El perro igual que el lobo nunca hace sus necesidades en el lugar donde duerme, su propio instinto de supervivencia hace que conserven la madriguera limpia para preservar la salud de la manada.

Por esta razón es tan buena la idea usar la jaula. Dejar a un perro en su jaula durante un tiempo justo (nunca más de tres horas seguidas durante el día) evitará que indague dónde hacer sus necesidades y le hará aprender a esperar hasta que le dejemos salir a la calle.

Existen jaulas para perros de diversos tamaños, peros las mejores para nosotros siempre serán las jaulas o trasportines de viaje aéreo, ya que son seguras y aparenta una guarida, lo que calma de una forma natural a los perros que sufren o tienen tendencia a la ansiedad por separación. Las jaulas abiertas metálicas, aunque son un poco más práctica por la simple razón que puede plegarse, se parecen menos a una guarida, además, las uñas de los cachorros podrían atascarse en el alambre. Para un cachorro, una jaula grande es como disponer de una habitación con baño. Lo ideal es una jaula o trasportín amplio pero proporcional.

Pero usar una jaula para perros tiene otras ventajas muy interesantes, una jaula impide que haga de las suyas mientras no podemos estar supervisándolo y le obliga sólo a masticar los objetos que nosotros le hayamos dado. También, es muy ideal para transportar en carretera, evitando multas y protegiéndole de cualquier accidente. Además, si estamos de viaje o de vacaciones, será una cama perfecta para llevar al perro a cualquier hotel o casa de unos amigos.

¿Por qué enjaulamos a nuestros perros?

Con el tiempo la jaula de tu perro se convertirá en su propia zona privada, zona que aprenderá a amar y donde se sentirá seguro.

El adiestramiento de la jaula suele ser la mejor forma de enseñar a nuestras mascotas a hacer sus necesidades fuera.

Es recomendable enseñar a los cachorros a morder los juguetes que les ofrecemos, y así les impedirán morder las cosas que no quieres que mastique (zapatos, cortinas, muebles, etc.) Esta es la clave para establecer buenos hábitos en nuestros perros y prevención de conductas destructivas que pueden ser un poco difíciles de corregir.

Si usted tiene amigos, familiares o visitantes de cualquier tipo que entran y salen de su casa, la jaula puede ser el lugar perfecto para mantener a su cachorro en condiciones de seguridad durante un determinado tiempo. Debido a que la mayoría de las jaulas son de poco peso y portátil se pueden mover de una habitación a otra para que el perro pueda estar cerca tuyo durante todo el día.

Para aquellos propietarios que viajan mucho o bien para los que practican alguna actividad deportiva, como agility, obediencia, etc. También resultara de gran ayuda, en los largos periodos de espera.

Este espacio también se conoce como “Área de confinamiento para períodos cortos” y cumple tres propósitos.

Prevenir que no cometa errores en casa.

Enseñar al cachorro a que se convierta en un adicto a los juguetes rellenos para mordisquear (Kong) con los que aprenderá a permanecer tranquilo, relajado y en silencio.

Poder predecir cuándo necesita hacer sus necesidades. Restringir a menudo al cachorro inhibe la micción y la defecación, así que necesitará hacerlo inmediatamente cuando lo saques, esto debería ser aproximadamente cada hora, especialmente al principio, así podrás premiar con facilidad cada vez que lo haga en el lugar apropiado.

“El área de confinamiento para periodos cortos te permite anticipar cuándo tu perro necesitará hacer sus necesidades, de forma que puedas llevarlo al lugar adecuado y premiarlo por hacerlo. También impedirá que pueda cometer destrozos en el mobiliario cuando no esté bajo tu supervisión”