Seleccionar página

Agility Iniciación, Mecánica de Salto 1.0

Diferentes Obstáculos de Salto

Saltos Simples

Un salto esta compuesto por dos caballetes y una barra transversal.

Existen tres categorías de salto en función de la altura a la cruz del perro, los mini hasta 30cm. Los midi hasta 43cm. Y los estándar cuya altura debe ser superior a 43cm a la cruz.

Los pequeños (mini) saltan una altura de 30cm. Los medianos (midi) una altura de 40cm y los estándar de 55 cm a 65 cm. La anchura mínima de las barras es siempre 120 cm.

Según el reglamento de FCI y otras federaciones el perro no puede empezar a competir hasta que tenga un mínimo de 18 meses, la razón es que hasta este momento los perros no tienen la madurez física para realizar estos movimientos continuados que representan el agility. No obstante tal como describiremos mas adelante no es necesario empezar tan tarde, si somos capaces de tener esto en cuenta, y no sobrepasar nunca la altura del codo del perro.

Saltos Dobles

Tal como contemplan los reglamentos de agility, los saltos dobles están formados por dos barras ascendentes que pueden ser integrados en una pareja de caballetes de las que salen dos brazos de la que se apoyan dos barras o palos longitudinales.

O bien el conjunto formado por dos parejas de caballetes, las barras deberán tener una separación de 55 cm para los perros estandars y 35 cm para la categoría mini. En los obstáculos dobles la barra del segundo obstáculo a de estar colocada a la altura que corresponda a cada categoría igual que cualquier salto pero el primero tiene que estar situado entre 20 ó 25cm. más abajo. Este obstáculo sólo lo podemos encontrar en sentido ascendente, es decir el primero más bajo del segundo.

El esfuerzo que requiere en este tipo de saltos es mucho más importante que en saltos sencillos, por lo que obliga a que se aborden desde mayor distancia.

Se debe iniciar el aprendizaje una vez el perro realice correctamente los saltos sencillos.

Inicialmente colocaremos los caballetes muy próximos e iremos separándolos progresivamente, si se da el caso que el perro derriba alguna barra deberemos bajar las alturas para que el perro aprenda a acometerlos con corrección.

 

Salto de Longitud

Se compone de 2 a 5 elementos. La longitud del conjunto será:

De 40 cm. a 1,50m. dependiendo de la categoría.

Ancho del salto 1,20m.

Los elementos se colocaran en orden ascendente, el más bajo delante con una altura de 15 cm. y el más alto de 25cm. detrás.

Los palos verticales o balizas marcan la trayectoria que debe seguir el perro aunque si lo derriban no incurrirán en falta.

Existen diferentes formas de trabajar el aprendizaje de este aparato. Pero todos ellos empiezan por hacer saltar un escalón, luego le sumaremos un segundo, después un tercero, y así sucesivamente hasta completarlo.

Otra forma de hacerlo es colocar en el centro del salto de longitud una valla de salto para que el perro entienda que es un salto para posteriormente retirarlo.

Otro método consiste en colocar el último escalón encima del primero para acostumbrar al perro a que se despegue en altura del salto de modo que luego resulte más fácil para el, cuando finalmente ampliemos la distancia.

Este aparato es muy interesante para enseñar al perro a que se estire en el salto, resulta especialmente útil, para los perros con zancada muy corta.

Es aconsejable utilizar el salto de longitud en rectas para que el perro coja más profundidad y alargue la zancada. Este aparato igual que la rueda sólo lo podremos encontrar en competición en una trayectoria recta. Es sumamente importante para enseñar al perro a estirarse cuando salta.

Muro o Acueducto

Es otro tipo de salto, la ventaja que ofrece es que al ser un panel cerrado no le deja al perro opción de pasar por debajo, es especialmente interesante cuando al perro novel le hemos enseñado a saltar y tenemos que empezar a subir las alturas.

Está compuesto por dos torres laterales y un panel central, en cuya parte superior cuanta con unas tejas, la altura de este salto es igual a la establecida en cada categoría para otros saltos.

Podemos encontrarlo en dos variedades, paneles centrales totalmente cerrados al que también podríamos denominar castillo o bien con unas oberturas en la base que llamaremos acueducto.

Un problema habitual que nos podemos encontrar es que el perro al realizar el salto se apoye en la parte superior en las tejas y mecanice esta forma de ejecutar este salto, en estos casos lo que deberemos hacer, es bajar los saltos durante un tiempo y que le resulte más cómodo al perro, para acabar subiéndolo gradualmente a la altura reglamentaria.

Igual que ocurre con los otros tipos de saltos no deberemos precipitarnos y subir muy rápidamente las alturas, conviene hacerlo poco a poco para asegurar que se haga el aprendizaje correctamente.

La Rueda

Es también considerado como aparato de salto, el diámetro de abertura mínimo ha de ser de 38cm. Y l máximo de 60cm.

La distancia al centro en relación al suelo en la categoría estándar tiene que ser de 80cm. Medium y mini de 55cm. Deberá ser ajustable en altura por un sistema de cuerda o cadena, no permitiéndose las fijaciones rígidas.

Los apoyos deben tener al menos 2m. de largo (1m. a cada lado del plano de la rueda).

Neumático, flotador, son algunos de los nombres con lo que llamamos este obstáculo. Según el reglamento este aparato siempre tiene que ser abordado desde un trazado recto a poder ser en línea recta, esto debe ser así para evitar que en un giro el perro se pueda lastimar las costillas.

En la actualidad existen un tipo de neumáticos homologados que cuando el perro golpea en ellos se abren en dos partes para evitar que se haga daño.

A diferencia de cualquier otro salto de vallas, en este obstáculo el perro necesita realizarlo con más precisión, ahora tiene que calcular el salto a la vez que la obertura para superarlo con seguridad.

Deberemos empezar a enseñar la rueda colocándola vertical apoyada en el suelo para ir incrementando la altura poco a poco para finalizar a los 18 meses ó más a la altura reglamentaria de competición.

El mecanismo de aprendizaje es parecido a cualquier salto, por lo que comenzamos siempre en su menor

altura, existen diferentes formas de hacerlo una de ellas

puede ser colocar al perro sentado frente a la rueda, manteniendo al perro con la correa pasar la correa por el centro de esta enseñarle algún señuelo incitándole a que pase y cuando lo haya rebasado recompensarlo, la correa no la deberemos tensar sólo utilizarla a modo de guía, también nos podremos ayudar de una persona que nos sujete al perro para evitar que rehuya el salto y se de la vuelta. Una vez haya pasado varias veces le premiaremos, esta operación la deberemos realizar varias veces, una vez al perro se le empiece a ver soltura incorporaremos la orden y eliminaremos la correa.

Siempre es importante que el perro mire hacia delante para que pueda calcular la obertura.

Otra forma consiste en lanzar a través del neumático un juguete, pelota, mordedor… para que el perro lo cobre.

Poco a poco podremos ir aumentando la altura, ajustándonos siempre a la altura del perro. Este obstáculo según el reglamento el perro se lo debe encontrar en una trayectoria recta.

En cuanto haya pasado varias veces podremos ir incorporando la orden para que el perro lo asocie con la ejecución del aparato.

Hemos de tener mucho cuidado que el perro no aborde este tipo de saltos de forma oblicua por que puede resultar peligroso.

Practicaremos corriendo junto al perro desde ambas posiciones, derecha e izquierda.

Todo el aprendizaje de la mecánica de salto, lo podemos hacer siguiendo la metodología de Susan Salo.